Reportaje de preboda. Un recuerdo único, diferente y divertido.

Los reportajes de preboda han conseguido en los últimos años hacerse un gran hueco en la agenda de trabajo de los fotógrafos especializados en bodas. Estas sesiones que se realizan en días previos a las bodas pueden ser tan divertidas y agradables que son recomendadas para todos los novios y no solo como un recuerdo totalmente diferente.

El día de la boda es un día muy complejo y lleno de planificación. Para que nuestra boda sea un éxito, hay que contar con muchos factores y mucha gente, que combinado con el bullicio y los nervios propios del gran momento hace difícil disfrutar plenamente de cada situación. Por otro lado la tendencia de los reportajes realizados desde un punto de vista más documental, sin tantos posados, consigue que la fotografía pase un tanto desapercibida para los novios hasta el momento de ver el resultado final.

Esa es la gran diferencia que tienen las sesiones fotográficas de preboda, que mientras que el día de la boda todo pasa muy deprisa, en estos reportajes podemos disfrutar en pareja de un momento único y muy divertidos que pasara a ser inolvidable cada vez que veamos las fotos.

Un reportaje único y muy versátil

Este sin duda el aspecto más importante, en este tipo de reportajes la originalidad pasa al primer plano y se olvida de lo convencional. Podéis plantearos vuestro reportaje de pre-boda como algo romántico, diferente o incluso sexy, todo vale.

Vuestro fotógrafo os planteara situaciones muy creativas y personalizara al máximo la sesión, con el fin de que aparezca vuestra felicidad y el vínculo especial que compartís, para que pueda ser capturado por su cámara y podáis recordarlo con cariño y una sonrisa a lo largo de los años.

Cualquier día es bueno para capturar vuestro amor

Podríamos decir que un reportaje pre boda tiene el objetivo de mostrar vuestro amor en la época de noviazgo, a través de vuestra personalidad, vuestras aficiones, todo ello en vuestro entorno preferido.

Esto nos da la flexibilidad de que puede realizarse en cualquier momento y sin tener que estar pendiente del reloj ni de los invitados como pasa el día de la boda. Un reportaje de pre-boda solo exige que tú y tu pareja estéis dispuestos a pasarlo bien, ya sea un día de lluvia, un atardecer en la montaña o una noche en la playa.

Sin el estrés de la boda

El día de la boda como comentábamos anteriormente aunque es precioso no deja de ser muy duro. Existen muchas cosas de las que preocuparse para que todo salga bien y queramos o no estos nervios se notan en nuestro comportamiento.

Por este motivo la cámara puede que no os haya terminado de tratar bien y muestre incluso alguna sonrisa más forzada que natural y situaciones que se notan demasiado apresuradas.

En un reportaje de preboda el estrés se queda al margen, es una experiencia relajada y divertida, en ella vamos a buscar que aflore vuestra propia personalidad y sentimientos y no solo la plasticidad de una imagen.

Tal como sois

Se trata que aparecías en las fotos tal como sois, aquí no estáis obligados a llevar un traje de bodas ni a que el escenario sea el jardín más romántico (y artificial) del mundo.

Lo que haremos será mostrar vuestra personalidad, a través de vuestra ropa, vuestras aficiones, incluso vuestras mascotas, al final de cuentas se trata de mostrar vuestro mundo.

Por otro lado este tipo de reportajes no ofrece la posibilidad de realizarlo en el lugar más original, desde el rincón más escondido en la naturaleza, una estación de tren abandonada, un castillo centenario o en vuestra propia casa. La originalidad y que os sintáis a gusto en el lugar elegido es la única norma.

 

Conocer a vuestro fotógrafo

Mi éxito como fotógrafo es que no os sintáis intimidados con la cámara y que la lleguéis a considerar como parte del juego.

Y para eso necesito que tengáis confianza en mi forma de trabajar. Que mejor para esto, que antes de la boda hayamos trabajado juntos, sin duda la mejor forma es a través del reportaje de preboda, ya que como hemos visto en el resto de los puntos de este articulo hay una serie de factores que lo hacen más fácil y consigue que el día de la boda no sea un extraño para los novios.

Que os sintáis cómodos con vuestro fotógrafo conseguirá incrementar la calidad de sus fotos. La cámara, por desgracia, no miente, si no os sentís a gusto frente a su cámara, entonces las fotografías terminaran mostrando esta incomodidad.”

Si te ha gustado este artículo y estas pensando en cómo debe de ser vuestro reportaje de preboda te animo a aportar tus ideas y te recomiendo que también eches un vistazo a Consejos para preparar tu sesión de fotografía de preboda.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies