Fotografía de recién nacido

Crecen muy rápido, ¡no te pierdas ningún instante!

Seguro que los primeros días de vida no puedes dejar de mirarlo, y creeme que como lo veis los primeros días es muy fugaz, crecen tan rápido que a los pocos días podrás apreciar la gran cantidad de cambios que tienen.

Consciente de esos cambios, ¡no dejes de inmortalizarlos!, porque no volverás a tener una oportunidad así. Te ofrezco la posibilidad de documentar esos pequeños detalles, pero siendo fiel a mi filosofía de fotografía natural y cercana, captando esa ternura y el vínculo entre los padres o un hermano con el recién nacido.

¿Quién participa en las sesiones?

Los padres, hermanos o mascotas participan en la gran mayoría de las fotos que captamos, desde alimentar al bebé, un simple baño relajante o momento de tenerlo en brazo para cantarle una nana.

¿Cuándo se realizan?

La paciencia será clave para esta sesión, una sesión realizada con mucha calma, tratando de respetar en todo momento los tiempos de cada bebé, estas sesiones fotográficas deben realizarse antes de los 15 días de vida del recién nacido, por lo que la comunicación con los padres ha de ser constante y tratar de conocer lo antes posible la fecha de nacimiento del bebé para poder organizarnos.

¿Y el estilo?

Huiremos de los escenarios recargados, soy de la opinión que en fotografía menos es más y de esa manera se le dará importancia al bebé y a la familia que lo rodea, tratando de fotografiarlo en situaciones cotidianas, siempre en contacto con los papás o hermanos aunque como en toda sesión, habrá algún momento para captar un retrato individual del recién nacido.