Fotografiar niños es una de las tareas más complicadas y gratificantes a partes iguales que existen, los niños son impredecibles, pero tienen ese ángel que les hace únicos y además de pensar en princesas, superheroes o imaginarse en infinidad de situaciones, tienen una mirada tan natural y sincera que debería inmortalizarse en algún momento de sus vidas.

Y sin más, nos pusimos manos a la obra, para esta sesión de 3 hermanos, con 2 mellizos como son Lucía y Daniel y un torbellino y divertido como él sólo llamado como su padre, Ricardo. Apodado “pechuni” por sus hermanos y acunado por todos los demás.

El destino…mi preferido, el bosque o la montaña, para poder disfrutar del contacto con la naturaleza. Pero mejor que os lo cuente, es que lo veáis, así que aquí podéis ver el resultado a una divertida tarde con niños. ¿Y tú, tienes ya tu sesión?

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad