La novia – Guía para un fotógrafo de bodas III

La novia es siempre la mayor protagonista, y en nuestra guía para un fotógrafo de bodas, es necesario que tenga su propio capitulo.

En el artículo anterior, veíamos la forma de recoger con nuestra cámara, todos los preparativos del novio, fotografías a través de las cuales le presentábamos y revelábamos su personalidad mostrándolo junto a su familia y amigos en un lugar intimo.

En este artículo cambiamos de protagonista y nos centramos en como fotografiar los preparativos de una novia.

La novia. La gran protagonista

En realidad, entre la fotografía de los preparativos del novio y la novia, hay más similitudes que diferencias, al final de cuentas el objetivo es el mismo, mostrar las emociones y la antesala de este gran día.

Sin embargo, si es cierto que los preparativos de la novia son mayores. Suelen tener mucha ilusión por todo lo que conlleva vestirse de novia, tanto ella como para sus familiares o amigas. Su vestido, sus complementos, sus joyas, algo prestado, algo azul.

Y todo esto lo tenemos que hacer de forma que se vea natural y no las típicas fotos de cualquier novia.

Así que voy a intentar darte unos pequeños consejos personales para intentar convertir esta parte del reportaje en fotografías únicas y originales.

Controla los accesorios

Como hemos visto, en la mayoría de los caso la novia cuenta con un gran número de accesorios. Antes de empezar la sesión pídele que los tenga todos reunidos y a mano.

Comenta un poco con ella como va a ser la sesión, aunque es algo que deberían saber desde antes de su gran día para que no hubieran sorpresas. Debes estudiar el lugar donde se van a llevar a cabo los preparativos, tú eres el fotógrafo y conoces mejor como se puede sacar mayor partido y belleza a la toma.

Habla con la novia , ya que para algunas es importante tener las fotos de los detalles bien planteadas, tipo bodegón, pero no es lo que a todas les gusta y otras prefieren que trates la sesión con total naturalidad, saber sus preferencias ante estas fotos te ayudarán a conseguir un reportaje más personalizado.

Fotografías de peluquería y maquillaje

Las mejores fotografías de boda, son aquellas que son capturadas de forma natural (independientemente de si ha sido así o no). Las fotos de peluquería y maquillaje no son una excepción, y este punto requiere algo de “dirección” para conseguir un estilo natural.

Un problema que podemos encontrar es que el/la maquillador/a haya elegido un lugar donde pueda desplegar todo el material que va a utilizar, esto, a veces no suele coincidir con la iluminación ideal para tus fotografías. Puedes comentar al maquillador la posibilidad de hacerlo en un lugar más indicado para obtener una buena iluminación, si no puedes obtener un primer plano de la toma porque estarías molestando o entorpeciendo el trabajo del profesional, intenta tomar un plano general, pero trata de respetar al resto de compañeros que colaboran el día de la boda.

La premisa suele ser la misma en cada fase del reportaje, tratar de sorprender a tu cliente con imágenes originales.

Busca la acción

Una vez que la novia, madrina y familiares hayan terminado de maquillarse y peinarse, no tengas ningún reparo en animar a que realicen ciertas actividades. Normalmente la novia recibe algún regalo, brindan por la boda, escribe sus votos, etc.

No te limites solamente a tomar fotografías, busca la acción e interacción entre los protagonistas para llegar a encontrar el resultado ideal en tu reportaje.

Busca que estos momentos sucedan en un marco bonito y bien compuesto. Para que a continuación este “escenario” pase a segundo plano y no quite protagonismo a lo que realmente está sucediendo.

Tienes que saber dirigir ciertas escenas, pero ten mucho cuidado en no sobrepasarte, para no arruinar la naturalidad de cada momento. Recuerda que nosotros sabemos de composición, luz, técnica y podemos asesorar donde sería mejor colocarse para las fotos, pero no forzar acciones.

Cuenta la historia con tus imágenes

La narración visual básica se basa en tres encuadres básicos:

Muestra toda la escena, lo que están haciendo y dónde lo están haciendo. Que se vea a los protagonistas y el escenario.

Acércate. Busca las expresiones y las reacciones naturales. La novia está rodeada de las personas que para ella son más especiales y tenemos que saber sacar partido a tanta emoción.

Los detalles. La última parte de la narración de cada momento es capturar los detalles. El cierre de una cremallera, la colocación de un pendiente, como se pone un zapato.

Estas tres etapas conseguirán una buena narración de cada momento.

Ante todo resalta a la novia

La novia es la principal protagonista y tiene que ser resaltada en el reportaje. A través de poses naturales, femeninas y con una iluminación suave, ya que la luz dura no favorece a todo el mundo.

Cierto es que la novia nos da muchas posibilidades a través de su vestuario, complementos y preparativos. Su rostro, su figura, el vestido, el ramo… todo nos ofrece un sinfín de composiciones que tenemos la obligación de hacerlas únicas a través de la naturalidad.

El uso de la luz, en las fotografías de la novia es muy importante. Tiene que resaltar la naturalidad y la intimidad del momento a través de luz suave y tenue.

Atención a las fotos de grupos

Nos guste o no, las fotos de grupo suelen ser muy clásicas y similares, sin duda son imágenes sin complicaciones y muy fáciles de realizar, ya sea en grupos pequeños o grandes.

Lo que tienes que saber en primer lugar, si los novios van a querer este tipo de fotos en su reportaje (muchas veces se hacen solo por la familia).

Cuídate de colocar siempre a las personas más allegadas cerca de la novia, y a continuación dispara tu cámara. Si el resultado no te convence puedes probar algún pequeño ajuste, como pedir a los familiares que miren a la novia, que las amigas se apoyen un poco en ella, o hacer algún comentario que ayude a que rían a carcajadas. Todo vale para buscar la foto original. Eso sí, cuida que se vea bien a todo el mundo.

Busca la personalidad y la emoción

Después de las fotografías de grupo, investiga otras imágenes. Realiza fotos individuales o en pequeños grupos. Busca tanto fotografías formales como divertidas.

Encuentra los gestos, las complicidades y los momentos más emotivos de cada persona. Esta asistiendo a los preparativos de una novia y la emoción se encuentra en ella y en todos los que la rodean. No lo desaproveches.

Los familiares de la novia

Sin ninguna duda, la verdadera protagonista es la novia, pero para sus padres, hermanos y amigos, también es un día muy importante, estate atento a ellos. Sin duda te darán pistas para conseguir fotografiar los momentos más importantes.

Hasta aquí los consejos para realizar el reportaje de bodas en la parte que se refiere a los preparativos de la novia. Volver a recalcar que el mayor secreto, es haber realizado con anterioridad una cuidada planificación y la comunicación con todos los involucrados en estas escenas. El resto va a depender de tu creatividad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies